Atlanta Hawks

Pronóstico

2,87

Cuota

1

Stake

William Hill

Casa

ANÁLISIS

La división Sureste parece ser cosa de dos este año. Atlanta Hawks, vigentes campeones y Miami Heat, que tras el curso post Lebron ha sabido reforzarse bien para poder competir en la conferencia este. Los Wizards notarán mucho la baja de Paul Pierce y todo apunta a que serán terceros de división. Por su parte, Orlando y Charlotte no están todavía hechos y dudo que se metan en playoffs.

 

Atlanta Hawks

El equipo del estado de Georgia es el principal candidato a ganar la división, aunque es poco probable que puedan repetir el balance de 60-22. La gran incógnita será la adaptación del equipo a la baja de DeMarre Carroll, que optó por irse a Toronto como agente libre a cambio de un tentador contrato. El alero, titular indiscutible la temporada pasada, fue una pieza clave en defensa, capaz de encargarse de cualquier jugador de perímetro del equipo contrario. Para ocupar su posición, los Hawks se hicieron en la noche del draft con Tim Hardaway Jr, un 2-3 todavía por hacer, pero que ha mostrado indicios de lo que puede llegar a ser.

A priori, Atlanta tiene más profundidad de plantilla que el año pasado. Las incorporaciones de Splitter y Tavares en el juego interior darán más posibilidades a Budenholzer y el necesario crecimiento de dos jugadores jóvenes como Bazemore y Schroeder, que ya demostró a final de la campaña anterior que puede ser un base suplente de garantías, serán vitales para revalidar el título de división.

 

Miami Heat

La temporada de los Floridians pasa por la salud de sus jugadores. Para minimizar el efecto de las lesiones del año 2014-2015 han sabido reforzarse bien en el mercado veraniego, tanto en el draft, donde consiguieron a Justise Winslow, un top 5 que calló hasta la decima posición, como en el mercado de agentes libres, firmando a Gerald Green y Amar’e Stoudemire.

Aún así, las mejores noticias para los Heat llegán de dos de sus jugadores más veteranos, Dwayne Wade y Chris Bosh. El primero, a sus 33 años llega al comienza de la temporada en un estado de forma que hacía años que no tenía. Ha estado cuidándose y trabajando todo el verano para poder evitar las lesiones que le han mantenido fuera de los canchas en un 30% de los partidos de los últimos 4 años. Por su parte, Bosh está ya totalmente recuperado del coágulo de sangre que se le detectó en los pulmones que le hizo perderse la mitad del curso.

 

Washington Wizards

Los capitalinos sufren en la baja de Paul Pierce un golpe muy serio, no tanto en aportación ofensiva, sino en liderazgo y en clutch. Kelly Oubre, alero rookie con brazos muy largos y potencial en ambos lados de la pista, y Alan Anderson, veterano contrastado para la segunda unidad, llegan para completar un backcourt interesante. Wall, All Star, y Bradley Beal, que se jugará su próximo contrato, deberán jugar a su mejor nivel para dar un paso al frente y ser una amenaza en la conferencia Este. Si Nene y Gortat se mantienen sanos y Otto Porter acelera su desarrollo, es probable que acaben entre los seis primeros.

 

Orlando Magic

La progresión de los Magic parece ir lenta, pero segura. El año pasado ganaron únicamente 25 partidos, pero esto no parece reflejar la categoría de la plantilla. Este curso estrenan entrenador, Scott Skiles, un técnico muy competitivo que espera acabar con la inestabilidad que se había asentado en el banquillo de los de Florida.

Por otro lado, la elección de Hezonja en el draft, la evolución de Aaron Gordon, que se perdió la gran parte de la campaña pasada, y Elfrid Payton, junto con el más que probable salto de calidad de Victor Oladipo y Tobias Harris, hacen de Orlando un equipo con mucho potencial y que no descartaría que se metiese en playoffs.

 

Charlotte Hornets

La franquicia de Carolina vuelve un año más a ser una apuesta segura para quedarse fuera de playoffs. La baja de Kidd-Gilchrist para toda la temporada y la notable falta de talento nuevo hacen de Charlotte un claro candidato a acabar en el último puesto de la división. Frank ‘The Tank’ Kaminsky es el único rallo de luz en un equipo que no parece carburar. Jeremy Lin y Jeremy Lamb podrán aportar bastante desde el banquillo, pero no parece suficiente como para tomarlos como un equipo con aspiraciones de post temporada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies